El I Congreso de Compliance para Pymes de Catalunya confirma el interés de las pequeñas y medianas empresas por la cultura del compliance

  • -
I Congreso de Compliance para Pymes de Catalunya

El I Congreso de Compliance para Pymes de Catalunya confirma el interés de las pequeñas y medianas empresas por la cultura del compliance

Tags : 

This post is also available in català

• El congreso, organizado por la World Compliance Association y COMPCAT, reunió a más de 150 profesionales y empresarios
• Los expertos pusieron de relevancia el papel de los programas de cumplimiento normativo y debatieron sobre su uso en la pyme

El pasado 7 de noviembre tuvo lugar en el Auditorio del Museu Agbar de Cornellà de Llobregat (Barcelona) el I Congreso de Compliance para Pymes de Catalunya, el primer evento en materia de compliance dedicado a la pequeña y mediana empresa. La jornada, organizada por la World Compliance Association (WCA) y COMPCAT, reunió a más de 150 profesionales del sector y empresariado.

Además, el día previo al congreso, las personas interesadas pudieron participar en un taller, celebrado en la sede de PIMEC, donde ambas entidades organizadoras presentaron sus recientes documentos en materia de compliance para pymes, la Guía de Implementación de Compliance para Pymes, por parte de la WCA, y la Guía y Protocolo del Compliance Officer, por parte de COMPCAT.

Durante la primera parte de la mañana, profesionales del sector hablaron sobre la figura del compliance officer en las pymes y debatieron sobre la responsabilidad de las personas administradoras por la no implementación de programas de compliance.

En cuanto a las personas administradoras en las pyme opinaron que las soluciones en materia de compliance deberían adaptarse a cada empresa y se sugirió la “externalización de determinados asuntos y la asesoría externa para temas puntuales que no pueda tratar el administrador”, por ejemplo si se trata de un administrador único y existen conflictos de interés.

Las ponencias coincidieron en que un/a compliance officer debe contar con 3 años de experiencia previa en ámbitos similares al compliance, nivel de idiomas y habilidades para gestionar proyectos y debe ser una persona empática, que además debe tener autoridad a nivel de la alta dirección de la empresa.

Se comentó también que cuando una pyme no se pueda permitir tener la figura del o de la compliance officer separada de otras funciones, una alternativa es que la persona administradora se forme en la cultura de cumplimiento y que, cuando se encuentre con un conflicto de interés, sea capaz de detectarlo y delegarlo. Asimismo, debatieron sobre el presupuesto con el que debe contar un compliance officer y mostraron los primeros datos publicados a nivel de remuneración, considerando que “el puesto exige más de lo que se pretende pagar por él”.

En los últimos bloques de la mañana, en las ponencias se debatió sobre códigos éticos, manuales y políticas de compliance para pymes y conversaron sobre canales de denuncia, investigaciones internas y sistema disciplinario. En el bloque sobre códigos éticos, las y los compliance officers de las empresas participantes explicaron a quienes asistieron el funcionamiento de las políticas de cumplimiento en sus empresas, destacando que deben ser sencillas y fáciles de entender. Además, trasladándolo a la pyme, consideraron que es importante implicar a todas las partes de la empresa en función de sus puestos y de las políticas que se les apliquen. Además, destacaron la importancia de hacer formación a todos los niveles, hayan 200 o 6 empleados, ofreciendo formación a las personas directivas y técnicas pero también acordándose de las operarias.

En el bloque sobre canales de denuncia, se debatió sobre el papel de éstos en España y cómo funcionan en las pymes, que muchas veces encuentran dificultades entre su personal para delatar infracciones, por ejemplo por lazos familiares. Se puso de manifiesto la falta de cultura en las pymes de los canales de denuncia y whistleblowers, pues es complicado que en una pyme de entre uno y diez personas trabajadoras una de ellas tome la decisión de denunciar a otra. En caso de hacerlo, explicó una de las ponentes, “si lo hacen es porque se sienten parte del problema o bien porque están muy quemados y, después de tomar la decisión, buscan también la salida de la empresa”. “Delatar no es ser chivato, significa querer aportar y contribuir al buen funcionamiento de la empresa”, concluyeron.

En el bloque sobre el diagnóstico de riesgos y mapeo de riesgos y sobre los riesgos en la internacionalización de pymes se comentaron la normativa europea y latinoamericana y las últimas novedades en la materia. Por una parte, se destacó la importancia de que la organización sea conocedora de tu matriz de riesgos y sea capaz de explicarla y defenderla y, por otra, se hizo especial hincapié en la importancia de que ésta incluya la identificación de las conductas de riesgos, más allá de la simple representación gráfica. En relación con la internacionalización, se destacó la “primavera anticorrupción” que se está viviendo alrededor del mundo, que provoca que cada vez más y en más países se esté desarrollando el concepto de la responsabilidad penal de la persona jurídica.

Con éxito de asistencia, pretende convertirse en un escenario de referencia y punto de encuentro para compliance officers, consultores y empresarios, que promete una nueva edición para el próximo año.

Share